Poker gratis

poker

|

poker online

  • inicio
  • favoritos
  • contacto
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate. ¿Perdiste tu email de activación?
    ¿Olvidaste tu contraseña?

Salas destacadas

 
 
Poker.com.es
Juega con resposabilidad jugarbien.es

Inicio > Tutorial de poker > Novato > Estrategias > Diferencias entre cash y torneos

En esta sección podrá encontrar una serie de consejos prácticos a la hora de enfrentarse a la propia dinámica del juego así como estrategias propias de cada variante de poker que le permitirán desenvolverse en este entorno con soltura.

Hay más gente de la que parece que no sabe distinguir entre los torneos y los cash games. Fundamentalmente los que llegan por primera vez al mundo del poker piensan que este tipo de eventos se juegan de forma muy parecida. Y se equivocan. Desde luego, en ambos eventos se juega al poker pero hay grandes diferencias que convienen ser distinguidas para que no haya lugar a dudas. Es como decir que el Barcelona y la Ponferradina son la misma cosa… pues bien, ambos equipos juegan al fútbol pero no lo hacen del mismo modo.

En el mundo del poker hay gente que es un verdadero hacha en los torneos demostrando todas sus habilidades tanto en las mesas reales como en las virtuales. No obstante, pinchan en cash acumulando grandes pérdidas. Al contrario también sucede y, además, es mucho más habitual que los que saben jugar cash no se atrevan a disputar torneos. Se podría decir para que lo entendiese todo el mundo que el cash sería la nómina de cualquier trabajador, lo que da de comer, mientras que ganar un torneo podría equipararse a ganar un premio gordo de lotería o quiniela.

La gente que se ha acostumbrado a ganar en modalidad cash la verdad es que no muestra demasiado interés por los torneos. Por algo será. El prototipo de jugador de cash es aquel que no necesita quemar la adrenalina que generan los torneos. Es un jugador que prefiere los riegos más bien bajos y tiene un sustento económico muy organizado. El perfil del jugador de torneo es completamente diferente y eso se debe a las importantes diferencias entre ambas modalidades que pasaremos a tratar a continuación.

1. stacks

La principal particularidad que sucede en cash (pero no en los torneos) es que ante un pérdida se puede reponer el dinero de forma instantánea. Esto hace que los cash sean mucho menos arriesgados que los torneos y generen partidas mucho más agresivas porque, al fin y al cabo, tampoco hay tanto que perder. Por ejemplo, jugarse un flip en cash no es ni mucho menos tan alocado como hacerlo en un torneo. En un torneo es conveniente hacerlo cuanto más tarde mejor para no comprometer nuestro stack.

2. estructura de ciegas

Otras de las diferencias fundamentales tiene que ver con las diversas estructuras de ciegas de ambas modalidades de juego. En cash, las ciegas o, como todo el mundo debe saber, las apuestas mínimas obligatorias no suben a lo largo de la partida, o lo que es lo mismo, están congeladas. Esto significa que habrá el mismo nivel de ciegas en la primera que en la octava partida. No sucede lo mismo en los torneos.

En los torneos, el nivel de ciegas al comienzo de las partidas es realmente ínfimo si se compara con el stack de cualquier jugador, no obstante, irán aumentando progresivamente a lo largo del evento. Este aumento paulatino de las ciegas hará que el jugador se vea obligado a tomar decisiones arriesgadas, sobre todo, cuando los antes logren superar el 10% de la ciega grande.

3. mesas de juego

Otra de las características de los torneos que debe ser tenida muy en cuenta es que los que aguantan en la mesa acaban siendo reubicados en otras a medida que el resto de jugadores van siendo eliminados. Este particularidad permite al jugador inteligente poder aprovecharse de la situación si sabemos en qué orden se acabarán rompiendo las mesas. Por ejemplo, no convendría dar una imagen ultratight si se sabe que la mesa va a acabar rompiéndose de un momento a otro.

El juego en el cash es totalmente diferente. Al compartir la mesa con los mismos jugadores durante un periodo de tiempo indeterminado es posible farolear para poder dar esta imagen y luego atacar duro para llevarse el premio. En el cash no existirá el problema de cambios constantes en la mesa tal y como sucede en los torneos. En este caso concreto, la mesa se mantendrá con los mismos jugadores durante un periodo de tiempo indeterminado que suele ser bastante extenso.

4. varianza

La varianza es otro de los aspectos que difieren en el cash y los torneos. En la modalidad del cash la varianza es mucho menor y es algo que se muestra evidente. En este caso, el objetivo de todo jugador es conseguir aumentar lo máximo posible el bank para que, llegado el momento, sea posible subir de nivel. En el peor de los casos, siempre es posible reducir niveles si las pérdidas son demasiado sangrantes.

En los torneos al existir una varianza mucho mayor hay que intentar evitar por todos los medios y saber perfectamente que no es nada recomendable jugar un torneo cuyo buy-in represente más de un 1% o 2% del bankroll con el que partimos. Si damos el paso de jugar un torneo de estas características con un bankroll pequeño, nos arriesgamos a perder todo lo que ponemos en juego. Más vale, no ser un kamikaze y pensar antes de ponerse a jugar un torneo sin hacer un análisis de nuestro bankroll.

Condiciones Legales Política de Privacidad Cookies © Poker .com.es Todos los derechos reservados